Cepillado

La importancia de un buen cepillado para el cabello

Para tener un cabello bonito y sano es muy importante cepillar nuestro cabello de forma correcta, por los múltiples beneficios que tiene para nuestro cabello. Esta sana costumbre es muy positiva para lucir “pelazo” pero tan importante es saber cómo hacerlo como los productos adecuados para cada tipo de cabello.

La importancia de un buen cepillado In Viso.jpg

En primer lugar, el cepillado activa la microcirculación del cuero cabelludo, lo cual aporta salud y fuerza al cabello. Y, en segundo lugar, al cepillar en la misma dirección conseguimos que el pelo quede más brillante y pulido. Y, en tercer lugar, ayuda a dar volumen, quitar impurezas y residuos, y quitar enredos.

El cepillado también te puede ofrecer un diagnóstico del estado de tu cabello y decidir los cuidados que puedes necesitar y combatirlos con tratamientos (caída, exceso de caspa, etc.)

Cepillos IN VIso.jpg

¿CON QUÉ FRECUENCIA DEBEMOS CEPILLAR EL CABELLO?

¡Olvídate del mito que para tener un cabello sano hay que cepillarlo al menos 100 veces!

No cepilles o peines tu cabello de cualquier forma, es más importante cómo y cuándo lo haces, así como el tipo de cepillo o peine que vas a utilizar.

·        Antes de lavarlo: Si has usado un producto de fijación o no, el cepillado te servirá para eliminar los productos de fijación que hayas podido usar, residuos e impurezas. Este cepillado contribuye a mejorar la distribución de la grasa y facilita mejor el desenredado del cabello en mojado que debes hacer con un peine adecuado a tu tipo de cabello.

·        Durante el lavado: Una vez aplicado el acondicionador, péinalo para distribuir mejor el producto. Importante, utilizar un peine de forma suave para no romper la fibra capilar.

·        Por las noches antes de acostarnos: Importante para desenredarlo y dejarlo libre de las impurezas, así como eliminar el resto de productos de styling utilizados durante el día.

¿QUÉ CEPILLO O PEINE UTILIZAR SEGÚN TU TIPO DE CABELLO?

Cepillado Cabello.jpg

Te recomiendo que utilices siempre un cepillo de calidad y en función del tipo de cabello que tengas, a ser posible de materiales naturales y evitando los que sean metálicos o plásticos. Es una inversión que tu cabello agradecerá.

Es importante que cepilles el pelo de forma suave, sin provocar tirones innecesarios y siempre de abajo a arriba, comenzando por las puntas, después de medios a puntas separando los mechones y terminando en la raíz.

·        A la hora de elegir un peine: mejor que sea de elaboración artesanal o de madera ya que tratan al cabello y cuero cabelludo de forma suave. Elige tu peine según sea el grosor o largo de tu cabello: cuanto más largo, más ancha debe ser la superficie y cuanto más grosor, más anchura de púas. Estos últimos son perfectos para el cabello ondulado y rizado mientras que los de púas estrechas para el cabello fino, corto e incluso para el cuidado de la barba.

·        Si eliges un cepillo de madera: es recomendable que sus púas estén pulidas sobre una base suave de goma natural no plástica, ya que no generan “frizz” o encrespamiento y, además, masajean el cuero cabelludo, son más flexibles y conseguimos un cepillado suave y sin tirones.

·        Según las púas: Los de nylon son ideales para desenredar cabellos en seco, mientras que los de cerdas de jabalí ayudan a desenredar con más facilidad.

·        Para un cepillado general, en cabellos largos o semi largos: Puedes utilizar un cepillo tipo fuelle, ya que gracias almohadilla donde están colocadas las púas en forma de “bolita” tiene efecto amortiguador, lo que protege por igual a la fibra capilar, cutícula y cuero cabelludo.

·        Para dar forma a nuestro cabello: Son recomendables los cepillos térmicos. Poseen mangos ergonómicos para un perfecto agarre, mientras que la parte cilíndrica donde se ubican las púas está perforada para permitir la circulación del aire facilitando y así el resultado del peinado.

Cepillos-Profesional-Termix.jpg